El amor y la importancia de «ser detallista»

Ser detallista, en cuanto al amor se refiere, es algo que mucha gente tiene como idea equivocada de su verdadero fin.

Creemos que el tener detalles románticos con una persona pueden ocupar un importante campo en el objetivo de conquistar a esa persona, pero si nos ceñimos a la realidad, descubrimos que ese campo quizás no es tan simple como muchos piensan.

Toda mujer desea en su vida un hombre que la cuide, que le haga regalos, que tenga detalles con ella, (regalitos, sorpresas, cartas de amor, flores, etc…), etc…pero debemos saber que en la sociedad actual el factor «detallista» se ha convertido en un aditivo que ayuda a que el proceso de conquista de una persona sea más fácil.

En otras palabras, ha quedado tan desfasado que ahora simplemente se utiliza como arma para llegar a una mujer (porque en el tema de los hombres se aplica de distinta forma).

Muchos hombres en sus primeras citas y contactos suelen mostrarse muy cariñosos, atentos, detallistas, siempre pendientes de la otra persona……y esto hace que la mujer que recibe esto se sienta halagada, elevada, se sienta importante, deseada…….

Hasta aquí todo perfecto, pero la mujer debe hacerse la siguiente pregunta: ¿Ese hombre hará solo eso para conquistarme o cuando llevemos 5 años juntos seguirá actuando así?

Pues por desgracia la respuesta es obvia. El 80% de las personas muestran en sus primeros meses de relación una actitud tan desbordada y ficticia que luego les es difícil mantenerla por mucho tiempo, con lo que aparece irremediablemente el «verdadero yo» y la relación empieza su decadencia.

El mostrar atención y tener detalles con la otra persona es muy bueno y útil, pero de nada sirve si no lo hacemos con amor. Si quieres hacerle un regalo a tu chica o chico que sea porque en verdad deseas hacérselo….que no sea para colgarte medallas delante de esa persona sino porque en realidad deseas que la otra persona sea feliz con lo que le das.


No des mucho al principio que luego no puedas mantener, ya que las personas se adaptan a unas pautas y actitudes en su vida y el «factor rutina» tiene mucha fuerza en las relaciones.

Si acostumbras a regalarle a tu pareja flores todos los días……cuando un día no puedas hacerlo habrás conseguido que se sienta de forma distinta (el ejemplo es una exageración, pero es la verdad) a como se sentía los demás días en que recibía tu regalo.

Da siempre aquello que puedas mantener….y aprende a distinguir entre hacerle un detalle esporádico a algo rutinario.

El punto oscuro de este post es la pregunta que muchas personas se hacen….¿por qué una persona que no recibe nunca ningún detalle de su pareja…puede ser feliz?

Pues sencillo, el amor no depende de si le haces más o menos regalos a tu amad@ ni de la calidad ni precio de estos. Te ayudará mucho a reavivar en determinados momentos tu relación, pero no es fundamental ni imprescindible para esta.

Una mujer te agradecerá mucho más el que tengas un detalle con ella si en ese detalle le muestras que has pensado en ella durante ese tiempo…..El sentirse importante, valorado y deseado es el factor principal de ser detallista con tu pareja, y es el motivo verdadero de que estos actos de «hacer regalitos» sean tan importantes en una relación y un punto muy decisivo en el amor si lo sabes usar como es debido.

En resumen: Acostumbra a tu pareja a recibir amor de forma constante y de vez en cuando, sin esperar motivo especial para ello, actúa de forma distinta y aplica una dosis extra de atención y haz que se sienta de forma especial, distinta y con más valor……te sorprenderás de lo que te puede ayudar a mejorar.

https://www.elexitoenvida.com/2013/07/el-amor-y-la-importancia-de-los-detalles.html?m=1

Leave a Comment

Your email address will not be published.

0

TOP

X